Venus retrógrada + Luna Nueva en Géminis

Hoy se da la Luna Nueva en Géminis.
Este signo está siendo muy activado por la reciente entrada del Nodo Norte de la Luna el 5 de mayo, como os conté en este post.
Además, Venus transita por aquí y desde el 13 de mayo está haciendo su retrogradación.

Antes que nada, comentar que en astrología utilizamos el término planeta retrogrado para definir el aparente movimiento de un planeta hacia atrás en la secuencia de los signos zodiacales, es decir, el movimiento contrario al natural o más habitual.
Además, en el paso de planeta directo para retrógrado, existe una fase en la que decimos que el planeta está estacionario, parece que no se mueve.
Es importante notar que los planetas giran alrededor del Sol sin detenerse y sin caminar hacia atrás, sin embargo, desde una perspectiva geocéntrica, como nosotros también nos movemos, en ocasiones se genera esta especie de ilusión óptica.
Un ejemplo que me sirvió para entenderlo bien es cuando vamos en coche y adelantamos a otro coche que va más despacio, nos da la sensación que éste se mueve hacia atrás, aunque en realidad está avanzando en el mismo sentido que nosotros.

Las dinámicas de retrogradación pueden dividirse en dos: en los planetas exteriores -Marte, Júpiter, Saturno, etc- se dan de una forma; y en los planetas que se sitúan más cerca del Sol que la Tierra y que se mueven a mayor velocidad, planetas interiores -Mercurio y Venus- se dan de manera diferente, aunque hoy no me extenderé sobre esto.

A nivel interpretativo, la retrogradación de los planetas personales (Mercurio, Venus y Marte) es más relevante, porque tienen efectos más claros y directos sobre nuestras vidas.
Entre ellas es más conocida la retrogradación de Mercurio, debido principalmente a que ocurre con mayor frecuencia; se da tres veces al año: retrograda cada tres meses durante tres semanas. Venus lo hace cada 18 meses y Marte aproximadamente cada dos años.

En este año se dan muchas retrogradaciones de planetas, para quien esté interesado, al final de este post os dejo las fechas de todos los planetas retrógrados en 2020.
Esto, añadido a otros factores potentes, está dando al año este rasgo de intenso desafío, tanto a nivel global como personal…
Quiero puntualizar que con tantas retrogradaciones, hay muchos periodos durante el año en los que será mejor que tengamos la actitud de evaluar en lugar de iniciar…
Son tiempos para recapacitar y muchas veces de volver sobre nuestros pasos para reexaminar lo que hemos hecho e integrar en la consciencia, en vez de proceder o de intervenir.

Veamos ahora qué nos trae esta Venus retrógrada

En sus retrogradaciones Venus dibuja un pentagrama completo en ciclos de ocho años. Es la llamada estrella de cinco puntas, en la cual cada uno de los vértices es una conjunción de Venus con el Sol, conocida como “Venus Star Point”.
La danza completa de Venus en el cielo en esos ocho años también se ha contemplado desde la antigüedad como siendo la figura de una rosa y un fractal del amor.
Son ciclos de belleza matemática que el ser humano ha admirado desde tiempos remotos…

En estos días podemos observar a Venus como la estrella del anochecer, justo después de la puesta del Sol. Cerca de la conjunción con el Sol, que se dará el día 3 de junio, dejará de ser vista y tras este evento, el Venus Star Point, aparecerá de nuevo en el cielo, ahora como lucero del alba, la observaremos de madrugada antes de la salida del Sol.


Como decía al inicio, es muy relevante el tránsito y retrogradación de Venus en Géminis, pues nuestra evolución pasa en estos momentos por vibrar con la energía de este signo y en consecuencia de su regente Mercurio y de todo lo que pase por allí.
Venus en tránsito y retrogradación viene a añadir más aprendizaje al área de vida de nuestra carta natal asociada a Géminis.

Podemos definir a Venus en Géminis como romántica con la palabra.
Es muy curiosa, quiere probar y discernir, quiere conocer para poder elegir…
Desea convivir con el entono, lo próximo. Y aprender de las relaciones.

Retrógrada, va estar iniciando un nuevo ciclo de relaciones y deseos.
Nos está haciendo conscientes de nuestros nuevos deseos y en qué queremos invertir.
Venus en esta posición es curiosa, se mueve y busca en lo que tiene a su alrededor para saber qué le gusta y qué no le gusta.
Estamos recibiendo un llamado a hacer discernimiento.
De modo que durante estas semanas de retrogradación, estaremos examinando la forma en que nos relacionamos y nos comunicamos con nuestro entorno. Es un llamado a revisar cómo nos relacionamos con personas cercanas: hermanos, vecinos, pareja y, como no, con nosotros mismos. También nos encontraremos reconsiderando y reevaluando antiguas relaciones.
Y es muy probable que tomemos consciencia de que hay relaciones o formas cómo nosotros mismos nos ubicamos en la dinámica relacional (desde qué lugar habitamos la relación) que nos están reclamando mutación, tal vez cambios profundos.

Venus retrogradando en un signo tan mental como lo es Géminis entra en estado de reflexión;. Nos conduce a recapacitar sobre qué es lo que queremos, cuáles son nuestros valores y nuestras necesidades.

Géminis es un signo muy objetivo, Venus aquí nos ayuda a darnos cuenta muy bien de lo que precisamos, a estar lúcidos para cambiar todo lo que ya no está funcionando en nuestra vida y en especial a nivel relacional.
Magnífica oportunidad para darnos cuenta de que quizás es momento de renunciar a ciertas cosas/situaciones que ya no nos aportan valor, que ya no favorecen a nuestra autoestima…
  » ¿Qué siento? ¿Siento que el otro me valora? ¿Me valoro realmente yo a mí mismo…?

Es época para cuestionarnos fundamentalmente…

  » ¿Me gusta este trabajo?
  » ¿Me gusta este vínculo?
  » ¿Me gusta lo que hago en la vida?
  » ¿Esto que hago va conmigo, con quien soy yo ahora?
  » ¿Es compatible? ¿…?

Es un momento en el que vamos a estar evaluando todo aquello a lo que le damos importancia en nuestra vida y esto es un trabajo profundo con uno mismo que nos lleva a repensar de qué manera nos damos amor, como decía, cómo está nuestra autoestima.

Y puede que todos estos planteamientos nos lleven a una reestructuración en nuestra escala de valores individual. A tener claro si lo que hacemos en nuestra vida lo hacemos porque nos gusta o porque le gusta al otro. A madurar nuestra perspectiva…

  » ¿Estoy proyectando en mi vida aquello realmente soy o lo que se espera de mí?

Esto requiere de evaluación y de autoindagación. Tenemos la oportunidad perfecta para adentrarnos…

  » ¿Qué es lo que yo realmente identifico como algo valioso e importante?

  » ¿Qué es fuente de felicidad, de gusto, de placer para mí?…

Hagamos un proceso de búsqueda de nuestra esencia profunda, de escala de valores profunda, de identificación con nuestra alma y reconexión con el corazón.
La premisa de actuar por gustar o agradar al otro en adelante no nos va a valer…

Además, esta Venus nos está pidiendo cuidar de nuestra mente, cultivar de una mente limpia, velar por nuestra salud mental.
Y para ello se enfoca en encontrar la armonía a la hora de transmitir nuestros mensajes, aquello que resuena para nosotros. Se propone hacerlo de una manera más amorosa.
Quiere relacionarse y poder comunicarse de forma más empática.
Y como está revisando temas del pasado, aparecerán situaciones o personas con las que quizás no hemos comunicado de una manera que nos satisface.
Reexaminar. Mirar para poder sanar, trascender.
Este es muy buen periodo para tener conversaciones pendientes. Desde nuevos lugares; comunicando y escuchando de una forma más tierna.

Al mismo tiempo es importante vigilar el exceso de información, porque nos va a llegar mucha y en muchos casos superficial…
Cuestionar de dónde viene la información que recibimos… Y estar atentos para no dispersarnos en exceso…
Cuidarnos de la sobre-estimulación mental que nos atrapa en la superficie. Puede resultar entretenido, pero nos distrae, nos aleja de nosotros mismos y con la energía de Géminis fácilmente podemos caer en la farsa que se esconde tras la comodidad del estímulo inmediato, y nos desatendemos.

Tomémonos un tiempo para vaciar nuestra mente, para interrogar, escucharnos, para elegir y decidir, para averiguar qué proyectos de futuro queremos construir, para interiorizar desde qué lugar queremos habitar y habitarnos.
Aprovechemos para conectar con la creatividad a la hora hablar o escribir.
Utilicemos nuestra palabra para significar nuestra creatividad, nuestro amor,…
Permitámonos expresarnos sobre paz, armonía, respeto, unión…
Esta Venus reflexiva se inspira con las palabras, es poeta.
Y también con el intercambio; nutrámonos con palabra creativa de los otros.

Y el otro evento relevante ocurre precisamente hoy 22 de mayo: la Luna Nueva en Géminis.
Justo en estos días vamos a tener en este signo mucha carga planetaria: Luna y Sol conjuntos en los primeros grados, Venus y Mercurio unidos en los últimos grados y próximos al Nodo Norte.

La conjunción de Venus con Mercurio nos ayuda a conectar con el otro, a interaccionar e intercambiar desde la escucha.

Esta lunación se da en cuadratura (tensión) con Marte y Neptuno, ambos en el signo de Piscis.

Cuando Neptuno entra en juego parece que nos pone un velo, nos nubla la mente y provoca que esté todo muy confuso.
Podemos estar tomando decisiones y algo aparentar que es maravilloso… Pero en unas semanas (cuando se dé la Luna Llena en Sagitario del 5 de junio, que será un Eclipse Lunar iniciando la temporada de eclipses; y cuando finalice de la retrogradación de Venus a finales de junio) de alguna manera nos llegará nueva información y puede que nos demos cuenta de que aquello maravilloso en realidad no es lo que nos parecía… Habremos caído en la trampa de Neptuno, que es la idealización con falta de realismo, confundir fantasía y realidad.

La combinación de Neptuno con Venus retrogradando conecta en nosotros relaciones antiguas con idealización del pasado… No tomemos decisiones precipitadas en el ámbito relacional. Es preferible mantenernos reflexivos, esperar para ver lo que el cielo nos depara con los próximos acontecimientos…

Al mismo tiempo, con el Sol y la Luna en Géminis en tensión a Marte en Piscis podemos tener la sensación de que no conseguimos avanzar al ritmo que queremos.
Y esto nos crea una especie de intranquilidad interna, una inquietud a nivel emocional. Que, al implicar a Marte, puede salir hacia fuera con cierta agresividad u hostilidad.
La vía será conseguir la aceptación en el ritmo que todas estas energías nos están marcando. Asumir que no son tiempos de competir para ganar ni de llegar primero, sino más bien de renuncia a los logros. Piscis es un signo de agua que nos pide fluir…

En Luna Nueva, no hay luz.
Con planetas retrogradando, el llamado es a la reflexión.
Pausa. Evaluación.

Es aconsejable posponer asuntos que tengan que ver con grandes compras como inmuebles, coches,…. También conviene aplazar mudanzas, lanzamiento de negocios, emprendimientos o nuevos proyectos, y no realizar firmas de contratos.
Lo que sí es bueno en este periodo es el trabajo previo que requiere un proyecto. Pensar y planear cómo hacerlo, encontrar la manera en que queremos transmitir un mensaje, desde un lugar más venusino, más amoroso y empático.

En estos días de Luna Nueva podemos estar sintiendo que el exceso de información nos abruma; que necesitamos reposo mental, parar la cabeza.
Démonos un respiro.
Callemos la mente y conectemos con lo que percibimos desde el sentir…

Podemos aprovechar para escribir y así canalizar las emociones que nos surjan. Ya sea escribir para nosotros mismos o para compartir.
Quien escriba poesía, por ejemplo, estará muy inspirado.
También os recomiendo utilizar la música para conectar con lo sutil…

Feliz Luna reflexiva y empática…



PLANETAS RETRÓGRADOS EN 2020

Mercurio::
» 16 febrero – 9 marzo (Piscis/Acuario)
» 18 junio – 12 julio (Cáncer)
» 13 octubre – 3 noviembre (Escorpio/Libra)
Venus::
» 13 mayo – 25 junio (Géminis)
Marte::
» 9 septiembre – 13 noviembre (Aries)
Júpiter::
» 14 mayo – 12 septiembre (Capricornio)
Saturno::
» 10 mayo – 28 septiembre (Acuario/Capricornio)
Urano::
» 15 agosto – 14 enero 2021 (Tauro)
Neptuno::
» 23 junio – 28 noviembre (Piscis)
Plutón::
» 25 abril – 4 octubre (Capricornio)


Mediante el estudio de tu mapa natal podemos abordar diferentes temáticas: qué patrones están influyendo en tu vida y de qué manera; cuáles son los puntos fuertes en los que te puedes apoyar; cuál fue el propósito de tu alma al encarnar; temas laborales y financieros; asuntos relacionales y familiares; búsqueda del momento más adecuado para realizar cambios, mudanzas, para tomar decisiones importantes; profundizar en el origen de miedos, ansiedades u otras dificultades,…

Si deseas conocer tu mapa, contacta conmigo a través del email lunadeafricablog@gmail.com o del teléfono +351917013690 (también utilizo la aplicación Telegram).

Te acerco a la Astrología, para que te puedas apoyar en esta valiosa herramienta de crecimiento personal.

¡Nos vemos!


http://www.lunadeafrica.com

2 comentarios sobre “Venus retrógrada + Luna Nueva en Géminis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: