Miedo

A ti, que en ocasiones recibes al miedo como se recibe a un amigo

A ti, quien teme al miedo y al mismo tiempo lo venera

A ti, que sueñas con liberarte de él,
Pero te resignas sólo a soñar

A ti, que evitas mirarlo como deseo de que no esté ahí

A ti, que probablemente ya afirmaste que tú no tienes…

A ti, que hasta a ti mismo te lo niegas

A ti, que tienes miedo, como yo
Que estás vivo y por tanto tienes miedo

Recuerda que el miedo vive solamente dentro de ti,
Y que es más fuerte cuanto más lo evitas

A ti, fuerza, fuerza, todos los días fuerza…

Para mirar de frente a tu miedo

Para poder darte cuenta de que cuanto más lo mires
Más pequeño se hará

Y así, de repente, un día desaparecerá…


Mediante el estudio de tu mapa natal podemos abordar diferentes temáticas: qué patrones están influyendo en tu vida y de qué manera; cuáles son los puntos fuertes en los que te puedes apoyar; cuál fue el propósito de tu alma al encarnar; temas laborales y financieros; asuntos relacionales y familiares; búsqueda del momento más adecuado para realizar cambios, mudanzas, para tomar decisiones importantes; profundizar en el origen de miedos, ansiedades u otras dificultades,…

Si deseas conocer tu mapa, contacta conmigo a través del email lunadeafricablog@gmail.com o del teléfono +351917013690 (también utilizo la aplicación Telegram).

Te acerco a la Astrología, para que te puedas apoyar en esta valiosa herramienta de crecimiento personal.

¡Nos vemos!


http://www.lunadeafrica.com

4 comentarios sobre “Miedo

  1. Um dia o medo desaparece e nasce outro :) a Sabedoria está em seguir em frente ultrapassando os medos…e porcada um que se ultrapassa subimos mais um degrau :)

    Me gusta

  2. Genial tu escrito. Me ha gustado.
    Hace no mucho tiempo os dije en una comida por ahí que tenía o sentía miedo.
    Tu escrito me lo ha recordado y hecho más consciente.
    Al de poco tiempo ese miedo surgió hacia fuera porque ya le tocaba. Ya.

    Y pasó lo que hace tiempo llevaba larvando…. Y creo que puedo mirar de frente a mi miedo, porque ya no me atemoriza. Lo acepté y espero que siga haciéndose cada vez más pequeño. Ojala!

    Gracias

    Me gusta

  3. ¡Buf, el miedo!. Provocarme una sonrisa, muchas veces me ayuda a disipar la angustia que me provoca el miedo. Al provocármela, siento que algo en mi interior se va relajando; luego, la angustia o ansiedad va desapareciendo.
    Es maravilloso conectar con la sonrisa interior.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: